razones por las que todo profesional de la salud debe estar en Internet

Hace unas tres semanas, mientras terminaba de perfilar este proyecto, tuve la ocasión de leer este artículo de Iñaki Gonzalez: “Razones por las que todo profesional sanitario debería construir su marca personal“. La casualidad (o causalidad) hizo que tuviera que escribir otro artículo como primera entrada, ya que la que tenía pensada en un primer momento tenía un título bastante similar: “7 razones por las que un profesional sanitario debe gestionar su Marca Personal“.

Después de pensarlo, y de releer el artículo de Iñaki, he pensado que puedo complementar perfectamente parte de sus palabras en este nuevo post, en el que he adaptado el artículo que ya tenía redactado desde otro enfoque. Es un gusto ver como otros compañeros (que llevan más tiempo que yo en salud) también le dan importancia a la marca personal en el sector salud, todo aporte es esencial. Un abrazo Iñaki.

La presencia online de un profesional sanitario

En este artículo voy a hablar de las razones por las que todo médico, enfermero o profesional sanitario debe estar en Internet. En esta ocasión no voy a profundizar en marketing personal (pese a que si que voy a etiquetarlo en esta categoría) ni en marca personal. Voy a hablar de la realidad a la que muchos profesionales se enfrentan y que, en ocasiones, desconocen.

Antes de ir punto por punto he de decir algo: cualquier profesional sanitario, quiera o no quiera, ya está en Internet o puede estarlo fácilmente (y no porque él decida estarlo). ¿Cómo es posible? Que no quieras iniciar tu transformación digital o pienses que las redes sociales e Internet en general no van contigo no te excluye de estarlo. Lo quieras o no, tienes una Presencia Online. Una presencia online que puedes gestionar tu o que, si no haces nada, pueden estar gestionando otros por ti.

Razones por las que un profesional de la salud debe estar en Internet

1.- Ya lo estás o puedes estarlo (sin saberlo)

Como he dicho antes, lo quieras o no, puedes estarlo o ya lo estás. Una opinión de un paciente, una reseña, el comentario de un compañero o incluso de un familiar… Si te han nombrado alguna vez, automáticamente tendrás presencia online. ¿Pero solo es si escriben algo de ti? No tiene por qué, puede que hayan colgado alguna foto que no debería ser publica y no ayude en tu presencia online (que obviamente será más difícil de localizar, pero no imposible).

Internet nunca duerme y toda huella dejada por otros (o por ti mismo) forma parte de tu presencia online. Puede que tengas la suerte de que nadie te haya nombrado y que, al buscar tu nombre en Google, no salga ningún resultado. ¿Pero crees que será así eternamente? ¿O crees que solo pueden encontrarte gracias a Google?

Gestionar tu presencia online pasa primero por gestionar tu identidad digital, ya que la reputación online no es algo que puedas controlar; pero si contrarrestar si tienes una buena identidad digital alineada con tus valores.

2.- Internet nos ha conectado a todos

La “red” nos ha enganchado, tanto a sanitarios como a pacientes. Todos estamos de una forma u otra conectados y si hay un lugar “ilimitado” en el que puedes interactuar con otros profesionales (de todo el mundo) y pacientes es sin duda Internet; nos ha abierto las puertas al mundo. Lo que antes se reducía a tu entorno de trabajo ahora se ha ampliado de forma global. Puedes conocer e interactuar con personas de todas partes del mundo. Algo que te abre un gran abanico de oportunidades.

3.- La reputación “de toda la vida” se ha trasladado a Internet

Es cierto que no se ha trasladado por completo, pero si gran parte. Cuando alguien quiere saber algo de ti seguramente pregunte a alguien que te conozca. ¿Pero y si no conoce a nadie que te conozca? Lógicamente irá a buscar en Internet. Volvemos a lo de antes, el prestigio que tengas estará asociado a tu presencia online.

Cuando hablo de prestigio me refiero a ver con quién interactúas (la comunidad en la que estás o has creado), que tipo de contenido compartes (¿aporta valor?), que conocimiento compartes en tu blog (si lo tienes), entre otros factores…

¿Quieres recibir los artículos en tu Email?

4. Necesitas ampliar o actualizar conocimientos

En la red otros profesionales comparten diariamente artículos que te ayudarán a estar actualizado; localízalos. Si hay otra cosa que nos ha dado Internet es el acceso a la información. ¿Qué problema genera esto? Algo llamado Infoxicación. Debes saber muy bien distinguir entre artículos que te aporten realmente valor. Fíjate y sigue a profesionales ya contrastados e incluso interactúa con ellos. Te ayudará a seguir actualizado.

5.- Conseguir nuevas oportunidades

¿Qué oportunidades te puede dar Internet? Más de las que piensas. Pese a todo, soy consciente de que todavía queda un largo camino por recorrer y en un futuro no muy lejano se incrementaran de manera considerable.

Os recomiendo la lectura de esta entrevista que le hice a Marta Puig-Soler hace un tiempo: “Una médico que apuesta por su Marca Personal“. Creo que no hay mejor forma de explicar este apartado que “ejemplificando” un caso real.

6.- No tener tiempo ya no es excusa

Existen herramientas que te ayudan a gestionar tu tiempo en redes sociales. Si gestionas bien tu tiempo puedes llegar a todo. Herramientas como Hootsuite o Buffer te ayudarán a programar (cuando tengas un rato libre) publicaciones. No obstante, hay gente que dedica al día una media hora (estricta) a gestionar sus redes sociales y les va fenomenal.

7.- Porque, tarde o temprano, no te va a quedar más remedio

Como he comentado, hay un largo camino todavía por recorrer. Pero el tiempo va avanzando y esa “meta” cada día está más próxima. Cuando llegue el momento, quién esté mejor posicionado es quién más fruto va a sacar de ello (y eso se consigue con tiempo). Cuanto antes empieces, más ventaja llevas.

Sinceramente, recomiendo que un profesional sanitario gestione correctamente sus redes sociales (y su identidad digital) incluso desde la facultad. Cuanto antes empiece, más fácil será adaptarse al futuro que nos espera. Y, teniendo en cuenta la evolución en este campo que vengo viendo durante estos años, es más que probable que se imparta alguna asignatura que ayude en dicha transformación digital en futuros planes de estudio.

infografia 7 razones por las que un profesional de salud debe estar en internet

Conclusión

Como hemos visto, considero esencial (tarde o temprano) estar en internet y gestionar correctamente tus redes sociales como profesional de la salud. ¿No sabes por dónde empezar? Te recomiendo empezar concienciándote de lo hablado en este artículo y de la importancia de estar en Internet.

No voy a negar que acudir a un experto va a hacer que avances mucho más rápido, pero de nada te servirá si no tomas consciencia y ves la importancia real; es un trabajo duro y del que se ven resultados con el tiempo (no es algo instantaneo). Tómate tu tiempo para reflexionarlo, tienes todas las herramientas a tu alcance. Pese a todo, si dudas, te diré que el momento es ahora.

¿Eres consciente de por qué, como profesional sanitario, debes estar en Internet?

Consultor de Marketing Digital y Marca Personal. Social Media Strategist, Diseñador Web y Gráfico. Aportando sobre Marketing Digital Sanitario, Social Media en Salud y Marketing Personal en Marketing Para Sanitarios.